Final Fantasy XIV - A Realm Reborn

Final Fantasy XIV - A Realm Reborn Preview

El retorno al mundo fantástico de Eorzea

Final Fantasy XIV - A Realm Reborn supera a su poco conocido predecesor, Final Fantasy XIV, congregando a cientos de jugadores en un épico juego de rol en línea. Este videojuego de rol multijugador masivo en línea (MMORPG, por sus siglas en inglés) es multiplatofarma y reúne a jugadores de PC así como de Playstation 3, lo que tiene como consecuencia una comunidad más grande, pero también algunos problemas.

Ver descripción completa

PROS

  • Buenos gráficos
  • Buena música
  • Ambiente y escenarios adecuados
  • Amplia variedad de misiones
  • Calabozos desafiantes

CONTRAS

  • Poco juego en equipo
  • Sincronización entre misiones nula o defectuosa
  • Muchos problemas con los servidores
  • Solo con suerte lograrás evitar los ataques de área

Útil
6

Final Fantasy XIV - A Realm Reborn supera a su poco conocido predecesor, Final Fantasy XIV, congregando a cientos de jugadores en un épico juego de rol en línea. Este videojuego de rol multijugador masivo en línea (MMORPG, por sus siglas en inglés) es multiplatofarma y reúne a jugadores de PC así como de Playstation 3, lo que tiene como consecuencia una comunidad más grande, pero también algunos problemas.

Al rescate de Eorzea

Final Fantasy XIV - A Realm Reborn es una versión mejorada de Final Fantasy XIV, pero con un argumento renovado. Después de la devastadora lucha de las ciudades estado de Eorzeas para detener la invasión del Imperio Garleano, sucede un hecho inesperado: el poderoso Bahamut es liberado y sella el resultado de la batalla. En el último momento, los héroes - los guerreros de la luz - son transportados en el tiempo y comienzan sus nuevas aventuras aquí, en Final Fantasy XIV - A Realm Reborn.
\n

El editor de personajes es el primer paso de los nuevos jugadores que se aventuran en Final Fantasy XIV - A Realm Reborn. Determinas la apariencia de tu personaje por medio de gran cantidad de diseños y algunas opciones personalizables. La clase de tu personaje no está establecida de manera inamovible, de manera que puedes instruirte en otra clase a lo largo del juego. Por el contrario, el mundo de partida no puede cambiarse más tarde, por lo que, si quieres jugar con amigos, deberán registrarse en tu mismo mundo.

Los jugadores veteranos pueden pasar a ser jugadores Legacy y mantener sus antiguos personajes de Final Fantasy XIV 1.0 con ciertas ventajas, como conservar en general el dinero del juego (gil), el inventario y el desarrollo del personaje. Sin embargo, estos jugadores legacy permanecerán en sus propios mundos.

Misiones principales y secundarias


Mientras sigues la historia principal, alternas libremente entre abrirte paso por instancias individuales y recorrer calabozos con otros jugadores. Además, tu protagonista es capaz de alcanzar como máximo el nivel 50 y obtiene nuevos objetos cuando termina cada misión. Esto brinda un sentimiento de progreso rápido sin tener que repetir estúpidamente misiones aburridas (un proceso denominado grinding).

Opcionalmente, puedes formar un grupo con tus amigos para comenzar aventuras de varios jugadores o buscar camaradas de armas por medio de la búsqueda de contenido (Duty Finder). En este último método, el juego junta diferentes jugadores desde varios mundos, e incluso desde otros servidores. La rapidez con que se constituye un grupo depende tanto de la clase buscada como de cuán ocupado esté el servidor. Los personajes cuya especialidad es curar y defender (denominados Tanks en el ambiente RPG) pasan menos tiempo en la lista de espera que los luchadores, como los magos oscuros o los arqueros (denominados Damage Dealers).

Durante la primera parte, a través de las Story Quests, que son las misiones principales, y las misiones secundarias, puedes reunir suficiente dinero y puntos de experiencia como para avanzar relativamente sin problemas. Más tarde aparecen combates espontáneos - Fates - en puntos al azar de este mundo abierto, que son útiles para reunir puntos de experiencia.

Las tareas secundarias y la posibilidad de que los personajes alternen varias clases le brindan a Final Fantasy - A Realm Reborn un estímulo extra. Esta última opción sólo es posible en cuanto se ha alcanzado un nivel lo suficientemente alto en la clase inicial, de esta manera no es necesario construir un nuevo protagonista. La posibilidad de utilizar otra arma principal también alienta el cambio de clase.

Comunicación entre los jugadores


Para organizarse con los otros jugadores, existe una ventana de chat que se puede adaptar por medio de muchos filtros a las necesidades de cada uno. Un chat de voz multiplataforma para que los jugadores de PC y Playstation 3 se comuniquen no está previsto.

Controles y sistema de combate

Para controlar Final Fantasy - A Realm Reborn, los jugadores pueden elegir entre el mando o ratón y teclado, tanto en PC como en PS3. Con el ratón, puedes pulsar cómodamente sobre los enemigos para atacarlos o sobre tus aliados para pedirles hechizos de curación. Te deslizas entre los controles con las teclas de dirección, lo que luego de un poco de práctica funciona adecuadamente.

Los combates siguen siempre el mismo patrón: Un tank llama la atención de un grupo o del más fuerte de los enemigos, mientras el luchador se encarga de la ofensiva. Al mismo tiempo, los druidas, clérigos y magos especializados en magia blanca aplican curaciones y hechizos defensivos sobre el grupo, que puede llegar a abarcar hasta ocho personajes. Cada grupo está formado por un número fijo de luchadores, personajes defensivos y sanadores. En caso de faltar un miembro, el juego se encarga de buscar un reemplazo en los servidores por medio del sistema Duty Finder. No es necesario reunirse en un lugar determinado para hacer las misiones, lo cual simplifica la búsqueda de compañeros, pero al mismo tiempo dificulta crear un espíritu de comunidad.

Los enemigos disponen de varios métodos de ataque. Atacan a un jugador en particular con poderosos golpes o emplear ataques de área. Los ataques de área se muestran antes de impactar como una marca roja sobre el suelo - de esa manera deberías evadirlos. Sin embargo, esto no es solo una cuestión de habilidad, sino también de suerte: una y otra vez recibirás daños aún cuando estés en un lugar seguro.

El comercio es un bienvenido cambio a las incursiones en calabozos. Productos tales como armaduras, anillos, bebidas y comidas se pueden conseguir en el mercado y también satisfacen las necesidades de los otros jugadores. Sin embargo, lo que le falta a Final Fantasy XIV - A Realm Reborn es una fuente de dinero constante, que provea al jugador de pequeñas cantidades de dinero fresco. La ausencia de dinero ejerce presión sobre los precios del mercado y hace difícil que los comerciantes obtengan el precio que desean.

Los problemas de los servidores son un obstáculo para la diversión


El entretenimiento del juego es eclipsado por los problemas de conexión y las dificultades para iniciar sesión. Tanto en los Fates como en determinados lugares, no se ven ni enemigos ni compañeros, lo que provoca que no se puedan completar algunas misiones. Durante la fase de prueba, los servidores no fueron capaces de manejar la cantidad de jugadores existentes.

Buenos gráficos y música, doblaje

Final Fantasy XIV - A Realm Reborn ofrece tres regiones para comenzar, cada una de las cuales brilla con su encanto particular: Limsa, la isla de los piratas, la zona boscosa de Gridania y Ul'dah, una rica ciudad de mercaderes. Ambientes llenos de detalles, con bosques, desiertos y playas de arena y donde se sienten los cambios de clima, generan emocionantes imágenes, a pesar de que hay ciertos defectos en la versión para PS3. Particularmente logradas son las animaciones y muchos sentimientos expresados de manera encantadora. Se puede observar a muchos jugadores saludándose y dándose ánimo mutuamente durante varios minutos.

Sin embargo, los efectos no siempre parecen fluidos. Tanto la versión de PS3 como la de ordenador sufren del Efecto Pop-Up (los objetos lejanos de repente parecen cercanos), lo que indica que los servidores están sobrecargados.

La música de Final Fantasy XIV - A Realm Reborn también nos agrado. Cada región posee un tema musical particular que provoca una impresión imborrable. Sin

Final Fantasy XIV - A Realm Reborn

Descargar

Final Fantasy XIV - A Realm Reborn Preview

Opinión usuarios sobre Final Fantasy XIV - A Realm Reborn